miércoles, 10 de febrero de 2016

“AUN NO ME LO CREO"

Por fin se está celebrando el Juicio Penal contra los imputados del caso Afinsa ¿o más bien contra Afinsa y sus clientes?

Han tardado nueve años en cerrar la fase de instrucción. Si para una causa que estaba tan clara y segura, el Juez ha necesitado nueve años para  cerrar la fase de instrucción, ¿cuántos se necesitarían de no ser así?

Yo me pregunto, si en un Estado democrático y de derecho esto es Justicia, algo está fallando y marcha mal o está corrompido.

Hace tiempo que necesitaba liberar mis reflexiones y vivencias desde la fatídica intervención, que como creo, no creo, sé, a todos  los que hemos sido y seguimos siendo clientes de Afinsa, nos ha cambiado de una forma brutal, la vida y no sólo en lo económico, hecho importantísimo, sino en nuestra forma de vivir y de sentir.

Soy cliente de Afinsa, junto con mis hijos y mi esposa, desde el año 1990, aproximadamente, firmé varios contratos PIC en cuotas mensuales durante diez años que suponía el 25% de mis ingresos, para formar un fondo que nos permitiera tener un futuro mejor. La compañía me ofrecía tres opciones, entregarme los lotes filatélicos, el importe total de los valores en efectivo o una cantidad mensual durante otros diez años. Imagino, que esto es común con la mayoría de nosotros y la relación que existía con Afinsa independientemente de los contratos que se tuvieran.

Por todo ello, quiero compartir con el que tenga a bien leerme, lo que dentro de mí se ha producido y la repercusión que a lo largo de estos casi diez años ha tenido en mi vida. Debo remontarme al fatídico día del nueve de Mayo de 2006, día que al igual que a vosotros, ha quedado grabado a fuego en lo más profundo de mi ser.

Lo primero que sentí: Extrañeza, qué razón tan criminal hace que se lleve a cabo tal despliegue de medios y de fuerzas del orden público, ¡hecho que jamás se había dado en España hasta ahora!  y menos, a empresas cuya operativa no suponía peligro ni riesgo nacional.

Amigos estamos hablando de un negocio de inversión en bienes tangibles de colección en obras de arte y filatelia, no de armas, drogas  o terrorismo por los que sí estaría justificada la intervención.

Mi segundo sentimiento, una sensación de preocupación, ya que a medida que pasaban los días, tanto los medios de comunicación como personajes del gobierno, difundían mensajes que a la vez que aseguraban que la intervención se hacía para salvaguardar los intereses y los ahorros de miles de clientes, emitían  veredictos y sentencias de caso juzgado, FRAUDE AL AHORRO y ESTAFA PIRAMIDAL entre otros delitos.

En tercer lugar, la impotencia, qué podíamos hacer cuando las recomendaciones por parte de las asociaciones de consumidores y los medios nos aconsejaban que lo mejor para nosotros era denunciar a las compañías por estafa. Trataban de imponernos algo que no tenía sentido, hasta la fecha, no había ni una sola denuncia por estafa y ahora esa era la mejor solución, no señor yo no puedo denunciar una mentira, a mi Afinsa no me debe nada y no me ha estafado y siempre me ha tratado bien y ha cumplido fielmente sus compromisos adquiridos.

Particularmente, fui varias veces a comprobar mis lotes filatélicos y siempre se me atendió con amabilidad y diligencia, pude ver mis adjudicaciones.

Por todo lo dicho, busqué y recabé información por las diferentes asociaciones que de alguna manera lucharan por conseguir Justicia y que buscaran la verdad de lo ocurrido.


Reconozco que ninguna de las que nos representan en todo el territorio Nacional, y son muchas, excepto algunas, no han sabido o no han querido hacer más de lo estricto y necesario en este esperpéntico  caso.


Una vez consumado el cierre de las empresas (que dura hasta la fecha) poco o nada podíamos hacer los clientes. Nos asociamos y emprendimos una lucha desigual, contra los monstruos de la democracia, medios de comunicación, políticos… El estigma grabado en la opinión pública “de los tontos de los sellos” o “los que querían duros a pesetas” y el Estado interventor con sentencias a nuestro favor y diez años después siga sin probar nada.

He cubierto la primera parte de mi sentir como cliente y afectado por la intervención y como no quiero hacer pesada esta lectura lo dejamos para otro día proseguir con la lucha activa.

Quiero expresar, si se me permite, mi reconocimiento  sincero a la Asociación de Afectados de Afinsa, a la cual me asocié junto con mi familia. Así como, a su primer presidente Alfonso, su junta directiva y también a la actual junta directiva y su actual presidente José Luis, que nos regalan su tiempo y su trabajo. Vaya para todos mi gratitud, y apoyo. 

                                                                                                                                       Fdo.: Dionisio G.S.
                                                                                                               Asociado de la Asociación de Afectados de Afinsa

lunes, 8 de febrero de 2016

SESIONES 2 Y 3 DE FEBRERO DEL JUICIO ORAL DE AFINSA

Una semana más les remitimos a nuestros compañeros de Mercado de Dinero, ANVIFA, Asaffo y Canal Afinsa para que puedan leer los resúmenes de las citadas sesiones del Juicio Oral.

Como anticipo a continuación la crónica de Mercado de Dinero.


SESIÓN 2 de febrero 2016 
por Mercado de Dinero [enlace a fuente]

Juicio de Afinsa: la diferencia entre informes simulados y hechos probados, a debate

escrito por Redacción 2 febrero, 2016 
collage_sellos
En esta tercera jornada de testimonios solicitados por el Ministerio Fiscal, han declarado dos miembros de la Dirección Corporativa de la filatelia. Durante su interrogatorio, ambos han coincidido en que se advirtió al Consejo de posibles riesgos basados en una simulación extrema y descorazonadora del negocio, y en un informe auditado por KPMG que, según la cúpula de Afinsa, sólo analizaba de forma parcial la situación y se basaba en una tergiversación de su actividad mercantil legítima.
La primera sesión de febrero ha llevado hasta la Audiencia Nacional el testimonio de José Fernando Galindo del Río yFrancisco Jiménez Marañóndirector y subdirector corporativo de Afinsa respectivamente. La principal línea de interpelación marcada por el Ministerio Fiscal en la jornada de hoy se ha basado en varios documentos reiterados en ambos casos, y sus respuestas han sido también paralelas.
El primer informe presentado ante el tribunal lleva la firma de KPMG, y según Jiménez Marañón, se solicita cuando nace esta área de actuación, con la intención de “evaluar la alternativa del modelo contable llevado a cabo en los contratos de sistemas de inversión”. A pesar de estas indicaciones, el trabajo presentado por los auditores se limita a avanzar que la actividad de la empresa era financiera. Ante posibles riesgos fiscales, se trasladaron estas conjeturas al Consejo, cuyarespuesta fue tajante, y tan clara como las manifestaciones que durante estos meses han relatado los acusados ante la Audiencia Nacional: la actividad era mercantil.
Partiendo de este desacuerdo, recuerdan los testigos varios intentos por parte del Consejo de explicar a los asesores la esencia de la filatélica, aunque con infructuoso resultado en más de una ocasión. “lL verdad es que desde el punto de vista contable era difícil”, reconoce Galindo. “Entender cómo funciona un negocio a través del modelo contable es complicado”. A preguntas de los defensores, su subdirector matiza que en cualquier caso no se advertía de nada grave.“Hay deficiencias propias del momento de adecuación de negocio que estaba viviendo, pero no hay ningún incumplimiento”,asegura.
La polémica simulación tomada como hechos probados
Una teoría reiterada por Alejandro Luzón en el día de hoy y en jornadas anteriores pasa por un informe interno que habla de una hipotética situación de solvencia. El detallado informe presentado por el departamento que controlaban los testigos, se habla de la posibilidad de que la empresa tuviera que hacer frente a una recompra masiva de sellos ante un improbable vencimiento colectivo de todos los contratos firmados por la compañía, y dando por hecho que cada uno de los clientes optaría por revender sus bienes a Afinsa. “Se partía de una realidad, pero establecemos una serie de hipótesis”, cuenta Galindo. En este contexto, Javier Gómez de Liaño, abogado del fundador de la filatelia, le pregunta si recuerda haber reconocido que dicho informe estaba “cogido por alfileres”, cita que aun remitida a una declaración no es recordada por el testigo.
La acusación toma esta suposición y la convierte en hechos probados. Sin negar que su percepción al respecto les llevó a advertir al consejo de estos posibles riesgos, el director corporativo niega tajantemente que de ese extremo se pueda confirmar una quiebra. “Dan por segura una insolvencia que se conocía pero en una simulación. A partir de ahí se trató de conocer si era posible, y a partir de ahí, qué se podría haber hecho. Pero incluso a día de hoy creo que se desconoce la verdadera rentabilidad de los millones de sellos propiedad de la compañía”, asegura.
Lo que sí presentan como un hecho confirmado es el aumento de la rentabilidad que en los últimos años de vida consiguió la compañía“La tesorería llamaba la atención porque su rendimiento era nulo. Nosotros echamos un vistazo, y nos dimos cuenta de que había dinero en muchas entidades distintas. Entonces contratamos a especialistas y supervisores, se acumularon los recursos y se desarrolló un modelo que se autogestionaba”, y con el que se consiguió un inmenso crecimiento. Tras la intervención, Jiménez Marañón colaboró con la administración judicial. “Les eché una mano”, y añade que los inspectores reconocieron haber fallado en sus valoraciones a este respecto.

Guijarro y la filatelia irregular

Aunque no era algo directamente relacionado con su ámbito de actuación, en la jornada de hoy los testigos han reconocido que tuvieron conocimiento de la irregular filatelia proporcionada en un momento concreto de la trayectoria de Afinsa por uno de sus proveedores habituales, el también imputado Francisco Guijarro. Fue el mismo Consejo el que les hizo saber esta delicada tesitura, pero también les aseguraron que se habían tomado las medidas necesarias para que “el cliente nunca se hiciera cargo” de esta diferencia en la valoración, y además se comenzó un radical cambio en el modelo de suministro para no volver a verse en circunstancias similares.
Tras más de cuatro horas de interrogatorio, la jueza ha levantado la sesión hasta el miércoles. Ante las prolongadas declaraciones de los imputados y las no menos consistentes manifestaciones proporcionadas por los testigos, el tribunal ha anunciado que se tratará de prolongar las sesiones en al menos 60minutos con la intención de terminar la fase de testimonios solicitados por la fiscalía en el periodo previsto, y programado en principio hasta el próximo 3 de marzo.


SESIÓN 3 de febrero 2016 
por Mercado de Dinero [Enlace a fuente]


Fernando Burdiel: “El proceso de formación de los trabajadores de Afinsa era bastante exigente y muy continuado”

escrito por Redacción. Madrid 8 febrero, 2016
audiencia_nacional
El encargado de la red comercial de Afinsa durante casi 30 años ha defendido a los vendedores de la compañía y ha asegurado que se les enseñó a dejar muy claro al cliente lo que compraba: bienes tangibles de colección, en este caso filatelia. Este lunes también ha prestado declaración el director del área de control presupuestario Bernardo Valero, físico de formación, que ha reconocido ante el tribunal que propuso a la empresa la comercialización de bienes con valor intrínseco como monedas de oro y plata.
logo_afinsaEn contraste con las interminables sesiones que hasta ahora han tenido lugar en la causa, las declaraciones de este lunes de febrero han sido ágiles y breves. Aunque la actuación prevista para hoy señalaba sólo a un testigo, antes del receso ya habían prestado declaración dos testigos: Fernando Burdiel, encargado de la red comercial, y Bernardo Valero, director del área de control presupuestario.
La principal línea del testimonio de Burdiel ha sido la defensa de los comerciales de Afinsa, que a su vez servían de asesores para los clientes. “Cada uno tenía una manera de contarlo, pero siempre dejaban muy claro al cliente lo que compraban. Había clientes que se llevaban la filatelia y otros que no, y a los que se la llevaban se les decía exactamente lo que valían. No podía haber nadie que no supiera que había invertido en bienes tangibles de colección, y en este caso filatelia”, ha asegurado. Para llevar a cabo esta tarea, los vendedores recibían “una formación bastante exigente y muy continuada, muy por encima de otros ámbitos”, por lo que la única exigencia previa a la contratación era “básicamente ganas de trabajar y de realizar una carrera en el terreno comercial”.
Entre las ocupaciones habituales de la extensa red comercial entraba la preocupación por el cumplimiento de la ley tributaria. “Era uno de los asuntos que tenían que hacer”, explica Burdiel, “y de hecho los asesores también realizaban cursos al respecto. De hecho los clientes recibían cada año un documento que reflejaba el incremento del patrimonio –derivado de la revalorización de la filatelia adjudicada– que tenían que declarar”. Según explica el testigo, la calidad era tal que entidades externas quisieron formar parte de esta estructura. “Recuerdo en concreto una reunión con Bankinter, que trató la posibilidad de incluir alguno de sus productos”, afirma. A los vendedores de Afinsa se les exigía “estar pendientes de los clientes”, y no limitarse a comunicaciones anuales. Aunque reconoce que tanto él como sus subordinados no tenían un conocimiento exhaustivo de la filatelia, sí se les dieron “nociones sobre el tema”, y le consta que la compañía a “casi todos los eventos a nivel nacional e internacional relacionados con el sello” acudía donde se realizaban transacciones con expertos en la materia.
Bernardo Valero
El segundo testigo de la jornada ha sido Bernardo Valero Valero, director del área de control presupuestario y seguimiento estratégico. Licenciado en ciencias físicas, su declaración ha girado en torno a aspectos contables, y en la disparidad de opiniones que mantuvo con la dirección de la empresa en los cinco años que perteneció a ella. Los principales puntos de fricción giraban en torno a la rentabilidad de ciertos productos de inversión ofrecidos por la compañía. El motivo principal que aduce Valero para esta duda se basa en el compromiso de recompra adquirido por Afinsa, y por ello propuso a sus superiores confiar en un producto alternativo. “Lo que yo quería decir es que al ser un producto que se comercializaba a lo largo de tantos años, había que analizar el producto en toda la operación, por lo que el coste de financiación era muy elevado”, explica. Entiendo que estas propuestas se trasladaron a la dirección porque se empezó a desarrollar un nuevo producto”, explica. En contraposición Valero presentó la alternativa de trabajar con bienes de un valor más allá del coleccionismo, “con valor de base intrínseco, como monedas de oro o monedas de plata”, tomando el material que los sustenta como red de seguridad.
Aparte de estos aspectos, los demás envites del fiscal han sido desestimados por el testigo. A pesar de la acusación, ha negado tajantemente que se manipulara el valor de las partidas en favor de la empresa. “La filatelia adjudicada se actualizaba según el valor de los catálogos. En algún caso era negativa, pero la mayoría de las veces era una revalorización en positivo. Yo nunca recibí ninguna instrucción u orden de ajustar el valor siempre en positivo”, asegura, insistiendo en que estos catálogos no eran controlados por la filatelia, que siempre utilizaba “sistemas de referencia externos a la empresa”.También en contra de la reiterada insinuación del Ministerio Fiscal en torno a la deficitaria red de proveedores, Valero discrepa: “Se compraba en Europa y otros mercados internacionales, y ahí estaban los expertos del grupo”, concluye.


martes, 2 de febrero de 2016

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE MILA

Mañana miércoles 3 de febrero tendrá lugar en "El Club de la Vida Buena" la presentación del segundo libro de Mila "El Saqueo de Afinsa - Una intervención político financiera de diseño".

Todos aquéllos que quieran acompañar a Mila en la presentación de su libro, deben confirmar asistencia en el teléfono: 91 542 99 12, ya que el aforo es limitado.





lunes, 1 de febrero de 2016

ASIGNATURA PENDIENTE

Hace ya casi diez años, concretamente desde el pasado 9 de Mayo de 2006 que, sin investigación previa y mediante una intervención desproporcionada e inmotivada, por parte de la Audiencia Nacional, se produjo la destrucción de Afinsa. Fue desproporcionada porque 200 agentes asaltaron sus dependencias, y fue inmotivada porque, no teniéndose nada más que el informe de la inspectora de Hacienda, la Srª Yabar, del que posteriormente declaró que eran opiniones, el Juez aplicó unas salvajes medidas cautelares. Durante una instrucción de más de 9 años, el Juez Pedraz ha estado buscando algo que motivara esta intervención y así poder sustentar un Juicio Penal, a pesar de no haberlo encontrado, la Fiscalía inicia el actual Juicio Penal con sólo indicios endebles de delitos.

En el ámbito judicial, se han producido sentencias discrepantes con respecto a su actividad. Inicialmente el juez Baquer (de lo mercantil), sentenció que la actividad era financiera aunque más tarde tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo sentenciaron que la actividad era mercantil, como consecuencia de lo anterior, el propio juez Baquer dictó un auto en el que se desdecía de lo anterior y reconocía que la actividad de Afinsa era mercantil. Como consecuencia, se nos reclamó nuestra filatelia y, con posterioridad, se nos instó a que eligiéramos entre obtener un 5% inicial o recuperarla (como para pedirla, con la intervención quedó destruido el mercado de bienes tangibles en España). A día de hoy, nadie con un mínimo de conocimiento del asunto sostiene que la actividad de Afinsa haya sido financiera. Y no conozco ningún afectado al que la Hacienda Pública les haya efectuado reclamación alguna del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), por el motivo de haber declarado los rendimientos de los contratos con Afinsa (revalorización al haber vendido los sellos), como incrementos patrimoniales (que es como se deben declarar) y no como intereses del capital.

El primer administrador judicial, dejó de pagar los impuestos y tampoco pagó a la Seguridad Social en el año 2006, lo que motivó que tanto la Hacienda Pública como la Seguridad Social fueran acreedores de Afinsa, hasta ese momento no lo eran.

Los actuales administradores concursales, a pesar de haber sido judicialmente declarada la actividad de Afinsa como mercantil, no han rehecho el balance ni las cuentas de la sociedad, manteniendo contablemente una insolvencia que ha permitido la continuidad del concurso de Afinsa y que ellos sigan percibiendo unas cuantiosas cantidades en honorarios que no deberían percibir.

Las instituciones económicas competentes, algún Ministerio y el propio Estado, se han dedicado, en estos años, a echar balones fuera a la hora de responsabilizarse de sus actuaciones durante los 25 años de la actividad de Afinsa. Por el contrario, antes de la intervención, se habían dedicado a felicitarla, aconsejándola en trípticos y dándole menciones y premios.

El PSOE sostuvo, siendo presidente del Gobierno el Sr. Zapatero, que la intervención se hizo para proteger a los inversores (clientes), su Ejecutiva manifestó que fue su Gobierno quien, a través de la Agencia Tributaria, denunció en la Fiscalía este caso. El PP se comprometió, cuando estaba en la oposición mediante una carta del Sr. Rajoy, a solucionar este desaguisado y una vez ganó las elecciones de 2011 por mayoría absoluta, no dio ningún paso.

Desde mi punto de vista, los seguidores de cualquier partido político votan a su partido y los no seguidores, a los que no se por qué se les llama indecisos, votan a aquellos partidos que no les han defraudado en sus expectativas o que piensan que no les defraudarán en un futuro y, posiblemente, si algún partido político hubiera mostrado un interés real en señalar a los realmente responsables y en buscar soluciones para las víctimas de la intervención, la representación parlamentaria que hoy tenemos sería muy diferente.

Los medios de comunicación han tratado a las víctimas de la intervención, cuando lo han hecho, con humillación y desprecio y, salvo excepciones, lo siguen haciendo o, no dan soporte informativo alguno, a pesar de que actualmente se está celebrando la vista oral del Juicio Penal. A causa de sus publicaciones, socialmente se nos tiene en el olvido y la opinión pública mayoritaria nos considera merecedores de lo que nos ha sucedido. Pienso, que a pesar de lo acontecido y de la situación en que nos encontramos, las asociaciones y los afectados debemos lograr comunicar el grave problema humano que esta intervención ha provocado en muchos de nosotros. Hay personas a las que les ha cambiado drásticamente su forma de vida, han sido desahuciadas, algunas siendo dependientes han tenido que prescindir de la ayuda que hasta ese momento se podían permitir, otras han tenido que cambiar a sus hijos de colegio y restringir sus expectativas de estudio y formación, ha habido y sigue habiendo depresiones, enfermedades crónicas que se han agravado llegando en algunos casos al fallecimiento anterior a lo previsto, derrames cerebrales irreversibles, un importante número de suicidios, etc. Esta, creo que es, nuestra ASIGNATURA PENDIENTE, recopilar estos hechos concretos de cada persona, con detalle de los daños y problemas reales que la intervención les ha producido.

Si alguna vez logramos tener una comunicación personal de cada víctima o de sus familiares, por la intervención de Afinsa, con la descripción de los cambios que se han producido en sus vidas desde el pasado 9 de mayo de 2006, motivados por las consecuencias de esta brutal intervención, nos permitiría poder transmitir la dimensión social real, producida y tal vez, solo tal vez, la atención que nos prestarían los medios de comunicación, los partidos políticos y por tanto, la sociedad en general, sería totalmente distinta.

                                                                                   Fdo.: Manuel P. F.
                                                                                  Asociado de la Asociación de Afectados de Afinsa








PD: La Asociación no se hace responsable de las opiniones escritas por los asociados/afectados
 

 



RESUMEN SESIONES JUICIO ORAL DE AFINSA 27, 28 Y 29 DE ENERO

A continuación podéis ver los resúmenes de las sesiones celebradas el pasado 27, 28 y 29 de enero del Juicio Oral de Afinsa. Como en otras ocasiones las hemos agrupado según han aparecido publicadas por nuestros compañeros de:

Mercado de Dinero
A.N.V.I.F.A.
Asaffo

A los cuales agradecemos su compromiso y dedicación.



Crónicas de las sesiones publicadas en Mercado de Dinero

Crónica de la Sesión del 27 de Enero 2016 enlace a Crónica

Crónica de la Sesión del 28 de  enlace a Crónica

Crónica de la Sesión del 29 de Enero 2016 enlace a Crónica




Crónicas de las sesiones publicadas en A.N.V.I.F.A.

por Eduardo Berbis, Presidente de dicha Asociación


Crónica de las Sesiones del 27, 28 y 29 de Enero 2016 enlace a Crónica



 Crónicas de las sesiones publicadas en Asaffo

Crónica de la Sesión del 27, 28 y 29 de Enero 2016 enlace a Crónica



Crónicas de las sesiones publicadas en Canal Afinsa

Crónica de la Sesión del 27 de Enero 2016 enlace a Crónica

Crónica de la Sesión del 28 de  Enero 2016
Crónica de la Sesión del 29 de Enero 2016 enlace a Crónica



lunes, 25 de enero de 2016

JUEVES 21: FRANCISCO GUIJARRO ASEGURA QUE NUNCA VENDIÓ SELLOS FALSOS A AFINSA

El jueves 21 continúa la declaración de Esteban Pérez Herrero y posteriormente Francisco Guijarro.

A continuación los resúmenes respectivos de Eduardo Berbis y Asaffo, así como el artículo de Mercado de Dinero correspondiente a la última vista oral de la semana.

El próximo miércoles 27 de enero se vuelven a reanudar las vistas para todos aquellos interesados en asistir.
Resumen de Eduardo Berbis en Canal Afinsa:



10:35 - Viernes 22 de Enero -  Crónica de la XIII sesión, celebrada ayer, enviada por Eduardo Berbis.
La mañana ha sido mucho más amena, entrañable y en ocasiones llena de entusiasmo y vehemencia, tanta, que el declarante no dejaba preguntar a su propio abogado y hasta ha conseguido que el Tribunal hiciera algún gesto que hemos interpretado como sonrisa.

D. Esteban Pérez, que continuaba hoy recibiendo las preguntas de los abogados defensores que en realidad han sido dos, D. Javier Gómez de Liaño y su abogado defensor D. Adrián Dupuy, ha continuado haciendo gala de sus variados conocimientos, de su experiencia como profesional en diversas áreas y de la proyección que Afinsa y sus empresas participadas tenían en EE.UU.

El Sr. Gómez de Liaño se ha ocupado en dejar constancia de que "Afinsa Mañana" era el proyecto para que todo el equipo directivo se formara en los aspectos de gestión, en las distintas áreas de negocio, que realizara cursos y encuentros con profesionales de la mejor talla, el propio D. Esteban les impartió lo que denominó "la Teoría del Caos", el mundo de los negocios complejos, calidad y mejora de todos los procesos y todo ello para que los responsables que conformaban ese equipo directivo tuvieran la mejor formación en todos los niveles.

Después ha destacado la labor de Auctentia en el área del Arte y el interés de D. Juan Antonio Cano en que las aportaciones y conocimientos de D. Esteban fueran un valor añadido al desarrollo y futuros proyectos que Afinsa, a través de su grupo de empresas, tenía previsto implementar, no sólo en EE.UU. sino en otros continentes.

Se plantearon la adquisición de Galerías de Arte, Almirante, Maes, se firmó un acuerdo con Filarte, compañía líder en Italia y que cotizaba en bolsa, se creó Filarte-España con el 50% de Filarte Italia y el otro 50% Afinsa, hubo acuerdos y colaboraciones con la Sala "Retiro" de Caja Madrid, había un proyecto de fundar un Museo Virtual en Internet para ver las obras en 3D, llamado Bröhandesing.

Destacaremos en esta línea que el Museo de Artes Decorativas, en la calle Montalbán, 12 de Madrid, ostenta una colección de Cristal de Diseño, la más importante y completa del mundo, gracias a la dación en pago que alcanzó la cifra de 800 millones de pesetas que Afinsa y el BBVA acordaron con el Gobierno Español y que entregaron al Ministerio de Cultura. Esta colección ha sido vista en varios Museos de Europa y EE.UU. que en pocos meses alcanzó la cifra de 300.000 personas.

Las preguntas y respuestas siguieron por esa línea de resaltar el universo de proyectos y de colaboraciones que Afinsa, a través de Auctentia tenía en EE.UU. y Europa, así como la apertura en otros continentes como Asia. Se habla de Mohican, de Sotheby's, de GMAI y del proyecto GMAI-Auctentia, con la idea de adquirir empresas en EE.UU. y Europa que fuesen líderes en sus áreas, tanto del arte, como del coleccionismo y de las subastas.

D. Esteban resalta que en la intervención de las Oficinas del Paseo de la Castellana no se incautaron de los documentos de Mohican, con informes y documentos de la SEC, cuestión por la que no está en el procedimiento; destaca que los analistas, periodistas y responsables de los Hedge Funds propiciaron el hundimiento de Escala que habría llegado a tener un valor en 10 años de 6.000 millones de dólares y en 20 años de 60.000 millones de dólares.

La intervención causó un impacto tremendo en EE.UU., y respecto a Escala se movieron 97 millones de acciones en el mercado bursátil cuando la cantidad de acciones de la Compañía no superaba los 30 millones. La SEC hizo una investigación formal y no encontró nada irregular en las relaciones de Afinsa con las Empresas de EE.UU.

A continuación toma el interrogatorio el Abogado defensor de D. Esteban quien, (relatamos esto de forma cariñosa y con todo el respeto que nos merece D. Esteban y su letrado) en ocasiones se las ve y se las desea para poder determinar la pregunta a su defendido. Tal es la extensión de sus respuestas, la anticipación a la pregunta cuando tiene un documento a la vista, la ilusión, vehemencia y entusiasmo que pone D. Esteban que hasta la Sala en ocasiones termina por sonreír y algo más.

Yendo al grano del asunto, D. Adrián desmonta uno por uno todos y cada uno de los cargos que se le imputan a D. Esteban, pero destacaremos lo que dijo sobre un Artículo publicado en "El País" y que sirvió para que la Fiscalía hiciera una ampliación de su denuncia. Cuarto Poder.

Remarca que D. Esteban ni cesó ni fue cesado después del 9 de mayo de 2006 y que fue él quien en febrero del 2007 y por que ya tenía previsto jubilarse, dimitió de su responsabilidad. Nunca los nuevos Consejeros Dominicales pidieron su dimisión. Muy al contrario, se nutrieron de sus informes, sus consejos, sus estrategias a seguir y cuanto estuvo a su alcance poderles trasladar.

En la Operación Lenape se quedó perplejo, no por que los Peritos dijeran lo que dijeron, sino por que con la documentación existente y toda la información que se les puso, era inaudito que manifestaran las falsedades que vertieron en su informe. 

El Abogado siguió tocando temas sobre la SEC, las empresas participadas, el suministro de sellos a raíz del caso Guijarro, señala y el Sr. Esteban corrobora que una pequeña casa de subastas no podría cotizar en el NASDAQ, desarrollan argumentos sobre la sostenibilidad financiera sin endeudarse, cuestión a la era totalmente "refractario" según expresión del Sr. Pérez.

Le exhibe una documentación presentada a la SEC en marzo del 2006, aunque el ejercicio se cerraba el 30 de junio y destaca que el Comité de Auditorias, externo e independiente nombrado por la SEC, tenía como Presidente a un Ex-Presidente del NASDAQ, lo que arrojaba las mejores garantías en cuanto al trabajo de ese Comité.

Finaliza la intervención de D. Esteban. Seguidamente se sienta en la mesa de declarantes D. Francisco Guijarro, quien manifiesta que sólo responderá a las preguntas de su Abogado defensor. El abogado en la toma de la palabra aclara que la decisión de su defendido en no responder más que a sus preguntas se debe al deterioro físico que ha sufrido en estos 10 años desde la intervención.

Destacamos los siguientes puntos de las preguntas realizadas: Nunca trabajo en Afinsa; nunca tuvo un Contrato de ningún tipo con Afinsa; no tuvo despacho en Afinsa; su relación era cordial pero sin llegar a situaciones de amistad; dada la cantidad de sellos que adquiría, podrían haberle engañado a él con sellos falsos o inadecuados.

En otro orden de cosas el Abogado se ocupa de justificar por qué el Sr. Guijarro abrió una cuenta en Mónaco que luego trasladó a Suiza y ello por que en tres ocasiones D. Albertino le pidió hacer tres gestiones, dos de sellos y otra particular, solicitándole que los pagos se los hiciera en ese Principado. La cuenta la abrió a nombre de su esposa e hijos por si a él le pasaba algo.

Siempre facturó a Afinsa, si bien las compras que él realizaba en subastas, ferias y otros comercios, las tenía que pagar en efectivo motivo por el cual apenas tenía facturas. Viajaba en coche por la cantidad de dinero metálico que llevaba y regresaba con la carga de sellos en el maletero. 

Compraba la filatelia al 8% del catálogo Yvert&Tellier por indicación de Afinsa y tenía que referenciarla al precio de catálogo, cosa que es normal cuando se hacen compras a mayoristas y por grandes cantidades, ya que una cosa es al precio que se compra y otra el precio de referencia que siempre se basa en un catálogo. Pidió ayuda en una ocasión para clasificar la filatelia dada la cantidad y la urgencia con que se necesitaba en Afinsa y se la prestó Hermenegildo Trillo a quien no califica como experto.

El Sr. Guijarro no representó a Afinsa ni en subastas, ni en ferias o certámenes ni ante otros proveedores. Comentan distintas compras de grandes lotes de filatelia con pagos importantes en metálico y otros con facturas y confirma que le entregaba a su contable todas las facturas para que las declarase como correspondía.

No es cierto que yo les comprara un piso a mis hijos. Les presté un dinero para que les entregaran la vivienda antes y cuando consiguieron la hipoteca me lo devolvieron. Terminó su turno el abogado y cuando la sala pretendía llamar al siguiente declarante, por cuestiones técnicas se aplazó la vista hasta el próximo día 27 de enero.

Un abrazo.


Xavier Horcajo entrevista a Eduardo Berbis en Intereconomía TV, quién será el encargado a partir de ahora de hacer el resumen de cada jornada en el programa de la tarde.





Resumen de Asaffo:

Continuando con la declaración de Esteban Pérez Herrero; a quien el Ministerio Público pide cuatro años de cárcel como presunto cómplice de estafa; realiza su interrogatorio el abogado defensor Javier Gómez de Liaño, quien le pregunta sobre la importancia que tenía Escala Group, su envergadura y los diversos mercados en lo que intervenía. Pérez Herrero responde a las preguntas con profundo conocimiento en el área y se extiende ampliamente en sus exposiciones. Seguidamente es el turno de Adrían Dupuy, abogado defensor de Pérez Herrero. 


El cuestionario del letrado va encaminado en constatar que el imputado no participaba en la compra de sellos, ni los comercializaba, ni elaboraba las cuentas de Afinsa. También explicó cómo se rentabilizaban las inversiones en colecciones filatélicas que se vendían en subastas. Indicó que las subastas generan un efecto en el coleccionista que impulsan los precios con una tendencia al alza. Si se compra a 600.000 dólares, se vende en 1.000.000 dólares y si esto se realiza tres veces en un año, se genera un beneficio de 30% aproximadamente.

   El interpelado también apuntó, que una vez se dio a conocer la intervención de Afinsa, inevitablemente esto generó un impacto en Escala Group, lo que produjo dos investigaciones rigurosas en USA. De ninguna de las dos se encontraron motivos para pensar que hubo mala administración o irregularidades en las actividades de la empresa.

 Pérez Herrero también indicó que Escala Group en el momento de la intervención generaba unos 2.200 millones de dólares en beneficios y que hoy genera más de 8.000 millones de dólares.

  Posteriormente, llega el turno de declarar a Francisco Gijarro, quien indica que solo responderá a preguntas realizadas por su abogado.

   En sus respuestas indica que se dedicó a la venta de sellos cuando se quedó sin trabajo y que empieza a trabajar con Afinsa desde mediados de los años 80. Pero no es sino desde 1997 que empieza a vender sellos a gran escala. Asegura que no tenía amistad con los directivos de Afinsa, aunque su relación aclara, siempre fue cordial. Admite que a petición de la empresa, conseguía filatelia al 8% del valor según catálogo, pero que nunca captó clientes de Afinsa ni formó parte de la empresa. También aseguró que vendió colecciones importantes, sellos muy raros y valiosos así como sellos baratos y de menor calidad. Añadió que sus proveedores de filatelia eran muy variados y estaban repartidos por toda Europa, incluyendo países como Alemania, España, Francia o Suiza, y que también asistía a subastas y ferias filatélicas para adquirir sellos.

   Por otra parte, indicó que era imposible examinar toda la filatelia cuando los pedidos eran grandes y urgentes, por lo que admite que ha podido ser engañado en alguna ocasión pero asegura que nunca ha vendido sellos falsos y que siempre facturaba cuando le vendía a Afinsa.

   También se refirió a la manera en como solía pagar la filatelia en sus viajes: ¨En metálico, que es la manera habitual en el mercado filatélico¨. Por otra parte, al ser preguntado si en alguna ocasión Afinsa le hizo alguna devolución por los sellos que suministró, recordó que en una ocasión ¨me devolvieron un grupo de sellos porque estaban mezclados entre sellos clásicos y modernos¨, pero asegura que nunca por sospechas de que éstos fueran falsos o modificados.

 

Crónica de Mercado de Dinero sobre la declaración de Francisco Guijarro el pasado jueves 21.


Francisco Guijarro asegura que nunca vendió sellos falsos a Afinsa

El polémico proveedor ha realizado una brevísima declaración contestando tan sólo a preguntas de su abogado, aduciendo un deterioro físico para no responder a preguntas de la acusación. Durante su interrogatorio, Guijarro se ha desvinculado de toda relación con Afinsa, más allá de la compra venta de filatelia legítima.

Uno de los testimonios más esperados en la sala era el de Francisco Guijarro, acusado de complicidad en estafa además de blanqueo de capitales y delito contra Hacienda Pública. Llegado el momento de enfrentarse a la sala, y sin advertencia previa a los demás letrados, el acusado ha anunciado que sólo contestaría a preguntas de su abogado, algo que ha hecho con dificultad y mesura.
Guijarro ha explicado a la sala que su relación con Afinsa comenzó a mediados de los años 80, cuando tras ser defraudado por un comprador habitual conoce casualmente a Albertino Figueiredo, que le ofrece todas las seguridades. “Me dijo que quería ver mis sellos, y se ofreció a comprarlos, y yo le dije que sí”, asegura. A partir de este momento la relación “cordial” pero estrictamente profesional con el fundador de Afinsa le lleva a mantener un periodo de servicios, siempre debidamente facturada y “sumamente habituales”. Entre todas ellas, reconoce Guijarro que tres de ellas se hicieron a través de un banco en Mónaco.
Cuando se duda de la calidad de los sellos vendidos, asegura que nunca la comprobó ni se aseguró de ella porque nadie se lo requirió. De todas las partidas proporcionadas, sólo recuerda una que se le devolvió por estar mezclados “materiales clásicos y modernos”, y que inmediatamente procedió a sustituirla por una adecuada.
Respecto a su contabilidad particular, Guijarro reconoció ante el tribunal haber puesto cuentas a nombre de su mujer y sus hijos, pero no con la intención de ocultar ingresos, sino en previsión de que a él le “pasara algo”. En cualquier caso, y con la garantía de que sus negocios dentro y fuera de Afinsa estaban correctamente tributadas, asegura el comerciante que todas sus cuentas eran llevadas por un contable que transcribía todo en sus impuestos.
Tras este breve interrogatorio la jueza ha levantado la sesión hasta el próximo miércoles 27 de enero, cuando está previsto declare el último de los imputados pendiente, Ramón Soler.